Otros conceptos fundamentales:

 

 

1. Plasticidad neuronal:

Se define como “la capacidad del cerebro de responder y reorganizar su estructura y/o funciones frente a perturbaciones o daños que lo afecten”. Esta plasticidad tiene su período de máxima expresión durante los primeros años de la vida ya que el cerebro se encuentra menos “especializado”. Esto quiere decir que las neuronas de una zona pueden reorganizar sus funciones y conexiones para cubrir las tareas de otras (hay mayor multipotencialidad). Ello implica que la intervención y estimulación dirigida durante este período tienen una eficacia y efectividad mayores que en otros momentos de la vida y que la acción del ambiente que rodea al niño(a) es crítica para recuperar o aminorar las secuelas de daños o perturbaciones que haya sufrido este niño(a).

 

2. Períodos críticos:

 

Se refieren a pequeñas ventanas de tiempo en las que una parte específica del cuerpo es totalmente vulnerable a la ausencia de estimulación. Esto quiere decir que si el niño(a) no recibe estimulación del ambiente en este período, tendrá un deterioro irreversible en sus posibilidades para desarrollar de manera efectiva una determinada habilidad.

 

3. Períodos sensibles:

 

 

Se refieren a ventanas de tiempo algo más amplias en donde el cerebro del niño(a) se encuentra altamente receptivo a los estímulos ambientales y en un momento privilegiado para el aprendizaje y desarrollo. Sin embargo, implica también un período de alta vulnerabilidad en el cual si el niño(a) no recibe estimulación adecuada, el logro de habilidades y capacidades se compromete de manera significativa. Esto quiere decir que existe aún posibilidad de adquirirlas pero ello va a requerir intervenciones cada vez más intensivas y especializadas que tendrán menores espacios de efectividad a mayor edad del niño(a).

 

 

 

 

Los niños(as) que han sido sometidos a niveles extremos de negligencia en los cuidados y privación de estímulos cognitivos, sociales y afectivos, tienen importantes deterioros en la estructura y funcionamiento de su cerebro, en donde a los 3 años de vida ya se observan consecuencias dramáticas en este desarrollo que afectan y condicionan de manera significativa el aprendizaje, funcionamiento y adaptación posterior del individuo.

SERVICIOS

Masaje infantil

Desarrollo armónico

Estimulación temprana

Prematuros

Mamá Canguro

Contacto Piel a Piel

Proyecto Abrazadores

Nominación al Cordobez del Año por Diaro La Voz

Talleres para padres y bebé

Ciclos de Encuentros por la infancia